Las Calumnias...Reflexiones



 Para aprender lo que ocurre en nosotros mismos, es necesaria una práctica diaria. Aunque se tenga buena memoria, las energías que gobiernan en nuestras materias, llamadas yo-es del Ego, nos oscurecen la mente, olvidándolas.


Hemos hablado de la mentira, que convierte a los ciudadanos en cobardes. Es necesario como dice Cristo: “Por qué miras la paja ajena y no te miras la viga” Como dice: J. Swift: “Tenemos bastante religión como para odiarnos, pero no suficientes como para amarnos”. También hablé de la Sinceridad para fortalecer al Alma convirtiéndonos en mujeres y hombres valerosos. También debemos ser conscientes de la Vida que tenemos en esta Planeta siendo responsables de la materia. No dejarlas en manos del mundo para que ellas (energías) vivan su vida (oscuridad) en nosotros.


Empecé con el yo-es de la mentira; la hipocresía; los chismes: las calumnias; traiciones; el Ego-ista, etc. Cada una piensa para sí misma -alimentarse- destruyendo las facultades que Dios nos da para ganarnos la vida y no ser esclavos de ellas (energías) haciéndonos creer que somos nosotros y son ellas (energías) quiénes nos hacen sentir el dolor; la falsa alegría; la melancolía; el miedo y el temor. Los afectos. La realidad es: las energías malignas son las que tienen miedo, porque son su propio miedo: son cobardes, para que no las descubramos y la materia la recibe como suya. Voltaire, dice: “El valiente tiene miedo del contrario; el cobarde de su propio temor”. Los afectos debemos analizarlos desde el momento -se demuestra- la preferencia de un hijo sobre otro; los matrimonios llegan hasta ahí, porque se quieren. Al poco tiempo -generalmente el hombre- se busca una compañera -se dice- busca en la calle lo que no encuentra en su casa.


Los seres humanos tenemos un caudal de conocimientos aprendidos por el mundo y las personas hablan de la vida: la Vida aprende del mundo. Resulta hasta impropio decir: El amor no dura toda la vida; el amor es eterno, mientras dure: “El Amor y la Paz ponen orden en el desorden, llevan Luz a las tinieblas y lavan con agua limpia al que está hundido en la ciénaga”. Hablaremos más delante de la trampa de los afectos. La mente es nuestra y de nadie más. Vuelan -por falta de práctica- los pensamientos a través de ella. Cuando queremos pensar en algo, nos interrumpen para no hacerlo.


Cuando observamos que nuestros pensamientos charlan con nosotros -no sabemos con quién- pero, les contestamos. Hay que pararla, esforzándonos al principio, aunque tengamos un disgusto con alguien. ¿Qué se creerá, cuando llegue le voy a decir un par de cosas? etc. Frenemos la energía que se apodera de nuestro carácter y démosle tranquilidad. Busque la Paz con usted mismo. Respire hondo y sonríase: casi caigo en la tentación.


“Si en este país cada cual hablase sólo lo que debe, se produciría un gran silencio que favorecería el estudio” (No recuerdo el autor)



Reflexiones 2



 “El hombre superior sufre por su falta de capacidad, no porque los demás no le conozcan” Confucio.


Hay una palabra importante que vive de los seres humanos en las sociedades del mundo. Cómo dice un proverbio chino: “Si no quieres que nadie lo conozca (secreto) no lo digas”. También hay otro: “Él que comunicó secreto a otro, hizo sé esclavo de él” Baltasar Gracián.


Esta palabra es: “El qué dirán”. Tiraniza tanto a la mujer como al hombre, siempre está pendiente de las personas puedan pensar de ella/él. Como escribí: (no somos iguales a nadie y no tenemos que hacer lo que los demás hacen). No es totalmente imposible subyugar a alguien.


Además no es bueno para su Alma. La/él que piensa someter a alguien valiéndose de lo que sea, está sujeta/o al mal de este mundo Este tema lo dejaré para más adelante, pero sí debemos conocer por ahora que son los miedos y temores; reales e imaginarios los que rechazan al ser humano a conocer la Luz de su Vida; El Amor. Pensando y sintiendo que son ellas/ellos. Cómo decía Cervantes: “La Virtud es más perseguida por los malos que defendida por los buenos”. Para conocernos tenemos que practicar la Paciencia. La Sinceridad y la Paciencia.


La Sinceridad elimina multitud de yo-es (su astucia) dejándonos el Camino abierto a la Paciencia, porque aleja la lobreguez. La Justicia del Espíritu de cada cual transmutará la energía tenebrosa en la Luz de la Vida (Había sido robada) para lo cual fue Creada. Se alejarán de nuestras mentes las “fobias” regresando la Paz y, de la Comprensión de la Paciencia con el Valor de la Sinceridad, cada día que pase, vamos sintiendo nuestra propia personalidad. Se perderá muchas veces, no importa porque aprenderemos -recordando- del pasado existencial -nuestro Libro de la Vida- y, añadiendo páginas de la Sabiduría alcanzada: La Vida de nuestros Espíritus.


Nosotros somos los constructores de nuestro edificio. Cuánto más fuertes y seguros sean los cimientos más alto será. Estamos poniendo los cimientos: La Sinceridad, la Paciencia y la Comprensión. “El corazón es el mapa que guía hacia el Alma; EL Alma es el Sendero que guía hacia el Espíritu; El Padre lleva de la mano al hijo”. Todos sabemos cómo piensa el “Ego-ista”. Lo mío es mío y lo de los demás también es mío. El “Ego-ista” sin darse cuenta se convierte en Ambicioso y a un paso de la Codicia. Sí, el “Ego-ista” no tiene fondo: sima, ¿hasta dónde llega la Codicia? Pero todas estas energías las dominan el interés. Un ejemplo: Estamos en casa a punto de acostarnos porque es tarde. Suena el teléfono y un amigo nos dice si le podemos llevar al hospital.


Estamos cansados del trabajo del día y necesitamos dormir. ¿No tienes a nadie cerca, que pueda hacerte el favor? No, he llamado a los amigos y me dicen que no pueden. Bueno, a regañadientes: ¿estás en tu casa? Le contesta: sí. Ahora voy, tengo que prepararme primero, me iba a dormir ya. Gracias, le contesta. ¿Qué sucedería si nos llaman por teléfono a las 4 de la mañana para devolvernos un dinero prestado? ¿Hacemos tantas preguntas? Desde luego que no. ¿Nos acordamos del cansancio? Pues, no. Sólo preguntamos, ¿dónde nos vemos? En un minuto estamos vestidos porque nos ponemos la ropa encima del pijama para no perder tiempo. ¿Qué nos ha movido? El interés, por fin cobramos lo que habíamos prestado y sin pensarlo nos llaman para obtener lo que era nuestro. ¿Por qué no quedamos al día siguiente? Ni pensarlo. Ahora es mejor.


Lo que puedas hacer hoy, ¿por qué dejarlo para mañana? Una vez cobrado el dinero, has perdido el sueño y llegas a la cama con la satisfacción de tenerlo en tu poder, pero los ojos permanecen tan despiertos como si fueran las 10 de la mañana. El interés fue el que te levantó de la cama sin pensar nada más, que cobrar lo que es tuyo. “Quién no ama más que a sí mismo, nada aborrece tanto como hallarse sólo consigo mismo” Pascal.

Reflexiones 3



 He hablado de la escala del mal (emociones): Ego-ista; Ambicioso; Codicioso. También mencioné al mentiroso, hipócrita y cínico. Vamos acordarnos del Orgullo, la Soberbia y la Ira. Esto parece muy bien la trayectoria desde primaria, Instituto y Universidad: “Inteligencia del mundo, que llaman emociones”.


Vamos comprobando que de inteligencias, nada de nadita. Mientras del Bien poco sabemos. Si la humanidad fuera constante en el Bien, hoy no tendríamos que dialogar de las Virtudes porque estas guiarían nuestras Vidas: Almas. No quiero hablar de las religiones, porque sabemos que los dirigentes de las mismas llámense como son, ninguno han perfeccionado sus Virtudes ni las han purificados, llevando a una gran parte de la humanidad a la esclavitud del mal. Si no me creen basta leer la 2 Epístola de Pedro Cap. 1 vers 5-9 para los que crean.


Han pasado 2.000 años y vivimos peor, con nosotros mismos, que el adelanto tecnológico. La ciencia ha superado de tal manera su conocimiento hoy en día que la Sabiduría del Alma, no camina al mismo paso, cuando la realidad debiera estar al contrario. Es decir: la ciencia, al carro de la Sabiduría. La Sabiduría está en nosotros mismos porque forma parte del cerebro de la mente del Espíritu y Él, es el que debe guiar el Alma y ésta la materia. Seríamos Uno. El Padre de la Creación; el Espíritu Creado a Imagen y Semejanza del Padre; el Alma, hija/o del Espíritu y la materia formada para que viviera el Espíritu en Ella; no las energías (inteligencias) del mundo.


Y aquí estamos intentando apartar a todos estos intrusos; liberarnos de las cadenas subjetivas, con gran influencia en nuestro diario vivir. Soy consciente de las dificultades y cada uno tendrá sus batallas en diferentes frentes. Perderá algunas y ganara otras, pero al final, el conocimiento aprendido, terminará por conquistar la guerra. Qué Dios los bendigan. Jamás piensen que están solos. De ninguna manera. Al lado caminan junto a ustedes -aunque no los vean- los seres que llevan la evolución de sus almas. Ya los verán.


Debemos de ser responsables, para poder entrar a las puertas de la Sabiduría de los Templos de las Almas, encontrándose consigo mismos. Cada cual vivirá la experiencia de su vida, para continuar con mayor fuerza el tiempo de su aprendizaje. El mismo Cristo cuando pisó la tierra, no sólo vino a traer las Enseñanzas de su Padre y su Luz para que las Almas conviertan en Cuerpos espirituales la materia de barro. También apareció a cumplir un Mandamiento de su Padre para la Sabiduría de Él. “Un nuevo Mandamiento recibí de Mí Padre, entregar Mí Vida para volverla a tomar”. Es decir: “Resucitarse Él mismo” Todas las iglesias dicen, que fue Dios quién lo resucitó. No religiosos, fue Él Mismo, cumpliendo su Mandamiento.


Él vino a cumplir un Mandamiento y nosotros no somos capaces de cumplir su Diez Mandamientos. Así pues, seamos conscientes de nuestras vidas, si no podemos por alguna causa o no vemos bien que sucede, ahí están los mensajeros de Él, para encontrar su Luz (las Virtudes) permaneciendo en su Presencia.