El Confidente


“El mundo de las emociones” 6



-La Mentira- 2



“La lectura hace a un hombre completo; la conversación lo hace ágil; el escribir lo hace preciso” Francis Bacon.



El Hipócrita en una escala superior, tratará se sembrar en esa persona todo lo malo que lleva, es decir:



Si es educado, lo convierte en un malcriado;

Si es noble, lo convierte en rencilloso;

Si es abstemio, lo convierte en un alcohólico;

Si es confiado, lo convierte en un celoso;

Si es dulce de corazón, lo convierte en un amargado;

Si es alegre, lo convierte en un pesimista;

Si es voluntarioso, lo convierte en un abúlico;

Si es bondadoso, lo convierte en un envidioso;

Si vive en la prosperidad, lo hunde en la miseria;

Sí es franco, honrado, leal, sencillo y por tanto sincero, tratará de convertirlo en un hipócrita, porque este personaje cuando está con una persona noble, empieza hablar mentiras para conocer por medio de la sinceridad, lo que hace en su vida diaria y el sincero en su Bondad, no piensa que el hipócrita le está sembrando en su cuerpo mental, afectivo y emocional, las raíces pútridas de su mentiras; todavía no se ha dado cuenta que está hablando con un mentiroso y participa de su terrible conversación, por muy sencilla que aparenta.


Entonces, sin darse cuenta pasa a integrarse en el terrible mundo de la duda (mentira sembrada del Hipócrita) y ésta a través de los siglos ha venido perdurando cada vez que nace (reencarnaciones) como Karma, en todos los seres humanos. Por todo ello, la “duda” no aporta ningún bien para el Alma humana, porque las dudas son como los muros, cuántas más se tienen más altos y anchos se hacen.


Obligan a las personas a separarse; aunque su mente se encuentre viviendo la confusión en su desasosiego espiritual por las astucias del hipócrita, en su propio sentir de Bien (Sus Virtudes) quién las mantiene el Conocimiento de sí mismos. Las Virtudes en las oscuridades, es el mal. El mal plagia lo bueno para usarlo en lo malo; es decir: No Mentirás, dice: Miente. No Robarás, dice: roba. No Calumnies; dice: calumnia, etc. Ya escribiré un artículo sobre este tema. Los efectos provocados por una causa de mal al fin y al cabo la Justicia divina los liberará, pero si el mal atrae al mal, ¿cómo se protege el mal cuando la Justicia divina está sobre él? Como dijo el Apóstol Pedro:


“Es preferible padecer y sufrir haciendo el Bien que no penar en el sufrimiento como consecuencia de sembrar el mal (La cizaña).