Bohindra Publicaciones

Los Mandamientos

No Dirás...

*Sufrir haciendo el Bien *

 

˜ Sufrir Haciendo ˜

capitulomandamiento


 

     Los efectos provocados por una causa de mal al fin y al cabo la Justicia divina los liberará, pero si el mal atrae al mal, ¿cómo se protege el mal cuando la Justicia divina está sobre él? Como dijo el Apóstol Pedro: Es preferible padecer y sufrir haciendo el Bien que no penar en el sufrimiento como consecuencia de sembrar el mal (La cizaña).


Tristemente el príncipe de este mundo siembra su mal en nuestros cuerpos mentales, afectivos, emocionales y sexuales, utilizándonos cada vez “el separador, el usurpador, el traidor, el destructor”; nos toma como siervos para los fines que él tiene: Destruirnos. Satanás se preocupa de utilizar El Ego que está en los seres humanos para alimentarse de la Luz de nuestras almas, que es de lo que realmente se fortalece: Él no tiene Vida. Transmutó su Vida por la traición al Padre que lo creó y utiliza a los hijos de Creación y a los Hijos creados de Él: Amor infinito y Sabiduría inacabable. 


    Vemos como los habitantes de este mundo sufren infinidad de enfermedades: psíquicas, físicas, psicosomáticas y las del alma, por emplear las energías malignas desde el “Que dirán” hasta el interés del cinismo, permitiendo que les “roben” las fuerzas para destruir el Reino humano así como el Planeta. ¿Qué listillo, verdad? La Realidad es la experiencia (Errores cometidos) de la vida; siempre por ignorancia, negligencia o pecados y despreocupados de sus Vidas: Almas, traicionamos nuestra propia Vida.


    Queda demostrado que las dictaduras no son motivos  para que las personas no expresen su sentimiento de Bien por temor al castigo, porque viviendo en las democracias el temor y el miedo gobiernan  la personalidad humana. Para ello el príncipe de este mundo siembra la hipocresía (la cizaña).