Bohindra Publicaciones

Los Mandamientos

No Dirás...

* La  Amistad *

 

˜ La Amistad ˜

capitulomandamiento

      Para mantener la amistad deben obligarse las personas a ser fieles y leales al respeto, porque éste los sujetará para que aprendan de él, hasta llegar a comprender la “Integridad”.

 


      El príncipe de este mundo utiliza otra energía en los seres endebles que se llama: Hipócrita pasivo. Este personajillo en las sociedades del Planeta, posee una naturaleza blandengue que le ayuda a ser astuto -no muy inteligente- vive encarcelado de los miedos y temores. Siempre está en los médicos. Busca quedar bien en su círculo de amistades.


Al hipócrita pasivo no le mueve digamos un gran interés en la vida, pero sí el suficiente para quedar por encima de muchas personas que no pertenecen a su ambiente social. Él conoce los defectos de sus amigas/os. A la vanidosa/so siempre le dice lo mismo: Qué guapa/o te veo hoy. Al orgulloso: Te encuentro cada día más fuerte. Al egoísta o al codicioso: Me alegro que tus negocios te vayan bien. Él no necesita dinero, por lo tanto los ambiciosos, no lo toman en cuenta. Una sonrisa sarcástica y va bien. Habla siempre de sus desgracias para dejarlas en los demás, liberándose por el momento de su ansiedad. No sabe cómo alimentarse de sus amigos poderosos, sintiéndose como un esclavo. Le desespera.


       La Bondad, la Divinidad, la Justicia divina están en el fondo del alma (Su Espíritu) Templo de sus Facultades: Entendimiento, Memoria y Voluntad: Germinadas de la Sabiduría, protectora de la Esencia divina e inmortal, destinada a recorrer todos los Reinos de la Naturaleza hasta convertirse en Alma viviente. Ahora depende de ella/él; perfeccionarse y purificarse por el Amor a su Padre Creador y por tanto a su prójimo (hermano de creación).


       Todos sabemos que la sociedad mundial está cimentada en la mentira y su fundamento es la hipocresía. Generalmente los seres humanos piensan, que ser hipócritas es un hecho natural (Hipócritas piadosos) en el comportamiento humano y se pasan la vida en una lucha, que todos sabemos por experiencia que no lleva ninguna verdad.


      La historia nos enseña que las guerras creadas por los codiciosos, lo único que han traído es miseria, enfermedades, devastaciones, muertes: Reino marino, mineral, vegetal y humano. Es comprensible para la persona que es consciente de sí misma, al observar cómo las energías de las tinieblas utilizan la mente humana, -como ocurre hoy en día- donde fallecen sin ninguna necesidad niños, mujeres y hombres, para colmar las ambiciones de unos pocos, por defender nombres de ciudades, pueblos o naciones (desgraciado negocio de las guerras) pierden la vida quebrantando el Mandamiento de “No Matarás”.


      También vemos cómo la astucia del hipócrita-mentiroso dentro de una relación familiar, de conocidos, de vecinos(Por interés) se distingue porque astutamente emplea las artimañas de su apto Satanás: las de separar.