Bohindra Publicaciones

Los Mandamientos

No Codiciarás...

* Mundo Sexual *

 

˜ Mundo Sexual ˜

capitulomandamiento

En el mundo del sexo hay material suficiente para escribir suficientes libros, como en el caso de la “mentira”  muy bien se formarían 7 u 8 libros, sin exagerar.

 

 

    Hay muchos hombres que temen ir con alguna mujer o viceversa, porque piensan de todo menos de lo que les ocurren, y recordando su poca o mucha experiencia, se basa en ella para darse ánimos y emprender la realización de lo que ella/él piensa es su deseo. Lógicamente es así.

 

Lejos de él está la atracción de su vecina, de su prima, de su tía, etc. Cuando entraba en la pubertad. Él como joven (igual en la mujer) pues, empezaba a despertar las emociones sexuales de su propia naturaleza y emprenderá a mirar a sus compañeras de clase y como es lógico el deseo a sus vecinas, que respetaba porque estaban casadas y mayores que él en edad.

 

Lo que no sabe la lozana/no, que ese deseo no es suyo, sino lo ha absorbido bien, por empatía o sencillamente la fuerza superior de un adulto en el despertar de la/él joven. Ella/él como hoy en día en las sociedades de la tierra -aconsejadas por las sociólogas sexuales- les dicen a unas y otros: “No te preocupes que te voy a solucionar tu problema”. Cuando estás con tu marido o mujer, piensan hasta que te imagines, que ella/él -es tu vecina/no; la actriz, actor de teatro, tu antiguo novio, la actriz, actor de cine- el que siempre te ha gustado, en ambos casos es él que está contigo en tu relación y verás que empezarás a sentir.

 

Le aconseja sobre la imaginación, la ilusión, la fantasía, etc. Lejos también de la realidad que está viviendo su alma con su Ego dominante del deseo de la lujuria. Ellos lógicamente no piensan -ni la socióloga- que ni uno ni la otra, están atrapados al mundo sexual de la mujer o del hombre, que en ese deseo reprimido los tienen esclavizados desde la juventud, pero satisfechos en las mentes de cada cual, con sus mujeres, maridos o la mujer u hombre que le gusta, porque ese sí tiene el afín de su juventud. Entonces no siente temor de lo que podrá ocurrir. No hay rechazo.

 

    Todos los dirigentes de las religiones son los responsables del atraso de la Humanidad, sirviéndoles el sendero abierto al diablo, para que haga su trabajo sin ninguna clase de impedimentos. Ellos los católicos tenían y poseen todavía el don para perdonar los pecados (Visita del papa a España, cuarenta confesionarios). Ellos que no saben quiénes son: Desde sus papas hasta los últimos sacerdotes, -1.700 años de historia- qué desfachatez, están capacitados para que las personas sean perdonadas. Hombres diablos en todos los siglos. Incumpliendo las Enseñanzas de Cristo en sus Biblias.

 

    Como vamos viendo en los seres humanos viven de la esclavitud de los deseos sexuales, dirigidos por la lujuria. Malgastando  la vitalidad cuando es necesaria para fortalecer su materia. Padeciendo sin ninguna necesidad, por no cumplir el Mandamiento de respetar a la mujer de su hermano, conociéndose a sí mismos (Igual la mujer).

 

    Hoy en día, el hombre no sabe con seguridad si la mujer ha tenido un orgasmo. Dará sesenta mil explicaciones; las sexólogas les aconsejan que busquen el punto “g”, viven en la quimera, aprovechándose de su título universitario, pero del conocimiento de la vida en el mundo, están en las Tinieblas de él. El hombre no dice: Está en este lugar, lejos del sexo, añado yo.

 

 “Mira pues, no suceda que la luz que en ti hay sea Tinieblas”