Capítulo *106*

 

 La Endorfina.

 

Lo que voy a comentar no lo sabía. Buscando un programa interesante en la Tv, encontré a unos psiquiatras hablando de la “mensajera del placer” o la proteína de la “Felicidad”. Es un neurotransmisor compuesto por 31 aminoácidos. Es muy extenso y lo pueden localizar en el buscador de Google.

 

Es interesante porque demuestra a los cristianos que tanto adoran a su “dios” Jehová que jamás podrán alcanzar el Amor de Cristo y de nuestro Padre sujetos y esclavizados a los Miedos y Temores con sus venganzas, rencores, odios: “Ojo por ojo y diente por diente” asesinatos de niños, mujeres y hombres y para más INRI le disculpan diciendo que en aquel tiempo, esas personas eran muy duras de cerviz. Sin embargo, el Creador insertó en el cerebro o encéfalo dicha proteína para sus criaturas alcanzaran la Felicidad haciendo el Bien unos a otros. O, para aquellos con mayor Conocimientos se preocuparan por sus semejantes, aumentando los niveles de Endorfinas en sangre.

 

Las Endorfinas también pueden desarrollarse escuchando música; bailando; caminando; quedar con los amigos o compañeros religiosos, promueven la calma; creando un estado de bienestar; mejoran el humor; reduce el dolor; retrasan el proceso de envejecimiento; potencia las funciones del sistema inmunitario; reducen la presión sanguínea; contrarrestan los niveles elevados de adrenalina asociados a la “Ansiedad”; ayudan a reducir los síntomas, ya que la Mente del cuerpo nota que la persona está haciendo caso a la necesidad de pensar en las personas desde sus emociones.

 

Son opiáceos naturales del organismo que pueden ser hasta 20 veces más potentes que los medicamentos contra el dolor y se venden en farmacias. Así pues, la Enseñanza de Ama a tu prójimo como a ti mismo y a tu enemigo alcanza la Felicidad de cada día dispuestos a realizar cualquier labor que se tenga pendiente y buscando la Felicidad en los hogares. No la destrucción de sí misma/o con los Miedos y Temores.