Capítulo *104*

Juan 14, 12-13-14

 

12 En verdad, en verdad os digo: el que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores que éstas hará, porque yo voy al Padre. 

 

13 Y todo lo que pidáis en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. 

 

14 Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré.

 

 

¿Él que cree en Mí?

 

En Él, creen hasta los ateos, los gnósticos, etc. Y ¿cómo no? Los que presumen de llamarse cristianos. Pero, ¿qué significa creer?

 

Por lógica: Creer, nos llevará al Conocimiento de lo que pensamos y sentimos hasta convertirnos en seres iluminados por las Enseñanzas (Virtudes) 2@ Epístola del Apóstol Pedro Cap. 1 vers del 5-9. Vamos aprehendiendo en nosotros mismo. Éste Camino corresponde a nuestra alma; nada tiene que ver con el entorno de la materia qué podríamos aprender muchas vicisitudes de cómo funciona la misma desde ese punto de vista, apartándolas y comprender la naturaleza de la Creación.

 

Nuestro Padre dijo: “Mis Caminos no son vuestros caminos, ni Mis Pensamientos vuestros pensamientos” significa: debemos estar en Sus Enseñanzas y son las que necesita el Alma para profundizar más en el Conocimiento de Creer y hacer las Obras que Él hizo. Estamos en la Carrera Universal del alma como Cristo dijo: “Un Nuevo Mandamiento recibí de Mi Padre:

 

“Entregar Mi Vida para volverla a recuperar”

 

Él cumplió ese Mandamiento en su Espíritu y nosotros debemos cumplir sus Mandamientos para que el alma ejecute cualquier “Don” que trajo a la tierra para su perfección en el Conocimiento de la Sabiduría de nuestro Espíritu, aunque ella/él diga -en estos momentos- no tiene ninguno. Más aún, nos enseña el Conocimiento de pedirle a Él cuando consciente sabemos que esa historia (Bien a los demás) no la alcanzamos por ahora y Él lo hará por nosotros si se lo pedimos.