Capítulo *103*

Mateo 23:11-13

 

11 El más importante entre ustedes será siervo de los demás. 

 

12 Porque el que a sí mismo se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido”.

 

13 » ¡Ay de ustedes, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Les cierran a los demás el reino de los cielos, y ni entran ustedes ni dejan entrar a los que intentan hacerlo.

 

 

¿Será necesario escribir algún artículo?

 

Miremos a todas las doctrinas o religiones actuales que se llaman y, cristianas. A todos los dirigentes llámense como se llamen desde el Papa hasta la más pequeña congregación. ¿Por qué? Pues si leemos en el Nuevo Testamento, sólo leyéndolo sin estudiarlo vemos con claridad que ninguna cumple las Enseñanzas de Cristo.

 

1º Mandamiento de la Ley. “Amarás al Señor tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu Espíritu y con todas tus Fuerzas.

 

¿Me puede decir algún cristiano estar al tanto de su alma y su Espíritu, para adorar al Creador, Padre de Cristo y de toda la humanidad? Son preguntas sencillas. La respuesta la sabemos, todas/os.Conocen realmente el Mandamiento: “¿Ama a tu prójimo como a ti mismo y, al enemigo?” De Verdad, ¿conocen al “enemigo” que viven en ustedes mismos? ¿Cómo van Amar al prójimo si el enemigo que viven dentro de sus almas, no los dejan? Si no pueden Amar a sus hermanos, ¿cómo van Amar al enemigo?

 

Es cierto lo que ha escrito Cristo desde hace más de dos mil años: “ni entran ustedes ni dejan entrar a los que intentan hacerlo”. No escribo para juzgar a nadie sino por el contrario, Responsabilizar a los cristianos. “Él más importante entre ustedes será siervo de los demás”.