Un Alto en el Camino

Capítulo *88*


 Un Alto en el Camino (En Pablo demuestro que hablo Verdad y mejor que él) Antes de continuar hablando de la regeneración (reencarnación) leamos un versículo de Pablo para demostrar que no estoy equivocado cuando hablo del Alma y del Espíritu. Pero también aquí se equivoca Pablo.


Debemos comprender que él en Roma tenía como treinta años (30) en sus labores doctrinales y también su evangelio aunque nombre a Jesucristo por el de Cristo como bien dijo el Apóstol Pedro. También le hizo frente a Pedro y, presumiendo dijo: “le resistí cara a cara”. Un hombre de 52 años a uno de 82. Soberbio como todos sus seguidores actuales. ROMANOS 8-14- AL- 18. “El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” Contestar todos los versículos es perder el tiempo por tanta ignorancia. ¿Espíritu de adopción? Por favor Pablo. =“El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios” Pablo se olvida de que tenemos Alma y sí estamos en esta Planeta será para transformar nuestras almas animales en Almas celestiales.


¿Por qué alma animal? No voy hablar de la evolución si no para que comprendan estos cristianos que las almas estaban oscurecidas hasta la llegada de Cristo quién fue el que trajo la Luz del Padre para que las Almas vivieran a través de su Luz en las Enseñanzas. Y se mantienen ennegrecidas porque no hacen la Voluntad de Cristo -aunque dicen que sí- pero me han demostrado que siguen a Pablo. El Espíritu no da testimonio de nada porque nuestro Espíritu sí sabe que el Padre existe al “Ser” creado antes: “Os se Creado a Imagen y Semejanza Mía” Salmos Cap. 82 vers 6. “Yo dije: Vosotros sois dioses. Y todos vosotros hijos del Altísimo” Juan Cap. 10 vers 34. Jesús les respondió: “¿No está escrito en vuestra Ley: Yo dije, dioses sois?”. Pablo copia de su Torá lo que arregló para su evangelio.


Los seguidores de Pablo no creen a los Apóstoles, sin embargo está escrito en los Salmos que sí creen. Los seres humanos tenemos Alma y Espíritu -Pablo no lo sabía- y metido en todas las religiones (dos mil millones de personas) creen en esas mentiras; viven actualmente de las quimeras, agobiando a sus Almas por no admitir las Enseñanzas de los Apóstoles. Los seguidores de Pablo llaman inconsciente a Cristo por haber elegido –según Pablo y sus seguidores- a unos iletrados, indoctos para su Obra. Como vemos el ignaro es Pablo y, sus seguidores. No cabe duda.

Capítulo * 89*


 La Epístola Universal de Santiago. Cap. 1 vers 21. 22 y 23. “Por lo cual, desechando toda inmundicia y abundancia de malicia, recibid con mansedumbre la Palabra implantada, la cual puede salvar vuestras Almas. (22) “Pero sed hacedores de la Palabra, y no tan solamente oidores, engañándoos a vosotros mismos” (23) “Porque si alguno es oidor de la Palabra pero no hacedor de Ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural”. ¿Qué significa “Hacedor”? Estamos hablando del “Supremo”: Dios Mismo.


La Palabra aprendida no es la Palabra “Aprehendida” porque ésta es del “Entendimiento” y corresponde a la (inteligencia) de nuestra Alma y jamás se olvida. Lo aprendido por la inteligencia del (yo) humano: Ego, (personalidad social) si no se practica se olvida y la memoria no lo recuerda nunca; sin embargo la Palabra “Aprehendida” estará grabada con fuego en nuestra Alma y permanecerá para siempre, es decir: en la Eternidad.


Ha aprehendido una Verdad de la Sabiduría del Padre Celestial y es su Luz en el Alma y guardada por su Espíritu. Mateo Cap. 6 vers 19, 20 y 21.“No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan”; “porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” Santiago dice: …recibid con mansedumbre la Palabra implantada…Cuando escuchamos y sentimos en nuestro corazón que cualquier acción es reprendida por nuestra Alma, significa que esa enseñanza aprehendida está “implantada” en nuestra Alma y se debe de rectificar de nuestro proceder para no traicionarnos. No necesitan de ninguno que crean superior a ustedes porque en ustedes está la Luz de Cristo; sin Palabras les llevará a su Presencia.


Todos los seres humanos a través de los tiempos (incluido yo mismo) hemos sufrido bastante para que el Alma posea más experiencia (Luz en Ella) para seguir el Camino de la Verdad y de la Vida, porque Ella: La Vida sabe más que nosotros mismos (El Ego) y alcanzaremos la Paz necesaria para seguir con las Enseñanzas aprendidas del pasado existencial y lograremos obtener de nuestro Espíritu -qué Él sí es la Sabiduría- para llevarnos libremente (pasadas muchas pruebas) a vivir su Presencia en nosotros. Por esa razón Cristo dijo: “Él que hace Mi Voluntad Él Padre y Yo vendremos y habitaremos en él” Juan Cap. 15 vers (10) “Si guardaréis mis Mandamientos, permaneceréis en mi Amor; así como yo he guardado los Mandamientos de mi Padre, y permanezco en su Amor”

Capítulo *90*


 Mateo Cap. 7 vers 6. “No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, no sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen” Mateo Cap. 23 Pueden leer el artículo completo, en el vers 33. “¡Serpientes, generación de víboras! ¿Cómo escaparéis de la condenación del infierno? Cuando escribo siempre lo hago para las almas de las personas nunca para sus Egos portadores de lo que ni se sabe. No tengo nada en contra de nadie aunque defiendan lo insostenible.


No hablo de mí sino de las Enseñanzas de Cristo que sí son verdaderas. No escribo para estar por encima de nadie porque sería mi experiencia aunque de ella hablo de lo que he aprehendido sin leer los Cap. y vers de la Biblia. La Luz de Cristo en las Almas deberá siempre guardar silencio cuando ve en los ojos de las personas y más de lo que habla en los versículos anteriores. Cuando hablo con alguien jamás miro sus ojos sino dirijo mi mirada a su “entrecejo”. La Luz de mis ojos hacia su ceño forman un triangulo que aparta su examen y no pueden entrar en mi Alma.


“Cuídate que te cuidaré, dice Él Maestro. La Misericordia del nuestro Padre también está patente cuando no le abre los ojos a la humanidad para que vean por unos segundos quiénes son en la humanidad, creyentes o no. El Amor de Él en los que caminan: “No serás probado más allá de tus fuerzas”, impiden este hecho tan significativo. Cuando hablo de las Virtudes lo estoy haciendo de los Ángeles y Arcángeles o en mi caso de los Serafines. Pero que ocurre, pues sienten miedo (el mal en ellas/ellos) aunque constantemente estén diciendo que creen en Cristo. No saben absolutamente nada de sus Almas ni de sus Espíritus porque no llevan el Camino de Cristo.


No quieren desprenderse de los yo-es de sus Ego esclavizados al mundo del Planeta donde reina la maldad: Satanás. “El Señor dice: ‘Yo te instruiré, yo te mostraré el camino que debes seguir; yo te daré consejos y velaré por ti’ ” (Sal 32:8). 1 Juan Cap. 2 vers 27. “Pero la unción que vosotros recibisteis de Él permanece en vosotros y no tenéis necesidad de que nadie os enseñe; así como la unción misma os enseña todas las cosas, y es verdadera, y no es mentira, según ella os ha enseñado, permaneced en Él Estos versículos me los envió una Sra. que está en mi facebook y la gran alegría que sentí me duró una semana. Cuarenta (40) años creyendo en el Camino que decidí un día y por fin vino la revelación de la Verdad que decidí. Por esa razón escribo algunas veces que no hacen falta ningún libro ni la Biblia cuando se ponen en las “Manos” del Padre. Así pues, para terminar también son ciertas las Enseñanzas del Maestro en los versículos que permanecen en la Biblia.