La Obra del Padre de la Humanidad 

Capítulo *78*


 La Obra del Padre de la Humanidad

La fe de Pablo: La que obra en justicia y razón.

La Fe de los Apóstoles: 

La que obra en justicia y razón. La Fe de los Apóstoles: La que nace del Conocimiento de su Alma y del Espíritu de la Sabiduría del Amor divino: Nuestro Padre Celestial.


Leamos Gálatas. 2:16 “sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe “de” Jesucristo; (En Jesucristo) para ser justificados (Cómo le encanta la palabra “justificado -si no lo saben lo que significa la escribiré: “qué obra según justicia y razón”) ¿Esa es la fe de los seguidores (y, cristianos) de Cristo?: ¿Qué obra en justicia y razón? ¿Qué Justicia tiene la razón? ¿La del mundo? ¿Qué justicia tiene ahora los evangélicos de todas las religiones? Sí viven de su “yo” humano, ni siquiera de su “ser” como seres humanos.


Todos los evangélicos tienen miedo de sí mismos. Les aterra enfrentarse con su mal. ¿Qué fe tiene con la nacida de su razón? ¿Qué significa la razón? La razón humana puede analizar el Entendimiento (inteligencia) de su Alma, ¡si no posee ninguna razón! La razón humana analiza, medita, reflexiona con la oscuridad que viven en ella sin ninguna Luz del Alma; vive en el humano con las tinieblas del mundo: esclavizada el Alma sin medio de salir de las oscuridades que su “yo” humano vive del interés y deseos terrenales. ¿La fe no era en creer lo que no se veía? por la “fe” de Cristo (otra vez) y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.



Éste es el conocimiento de Pablo de la fe, pero no de su fe sino la de Jesucristo (está explicado en el artículo 72) Así fue la obra de Pablo con su doctrina de hombre incrédulo, amenazante con su “dios” Jehová; actualmente todos los pastores de las iglesias llamadas y , cristianas, siguen coaccionando a sus seguidores con los castigos divinos de un “dios” inventado para los “intereses” de todos: llevarlos a los infiernos o cómo dice Cristo: un ciego que lleva a otro ciego van los dos al abismo: al infierno de las tinieblas.



Sí el “yo” de Pablo -desde la oscuridad- habla aunque sea de Cristo, los “yo-es” mentirosos -del mundo- de sus oyentes, no lo entendían cuando se habla de la Verdad. Es lógico. Igual sucede hoy en día. Hablan de la fe pero ninguno se perfecciona por medio de Ella sin hacer la Voluntad de Cristo. Juan Cap. 3 vers 21.-“Más el que practica la Verdad viene a la “Luz” para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios” Los seguidores evangelistas están esperando que Cristo transforme sus Vidas: Doctrinas de la mentira. Juan Cap. 8 vers 31.- “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en Él; Si vosotros seguís (practicar cada día sus Enseñanzas) en Mi Palabra, seréis verdaderamente Mis discípulos; (32) “y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará Libres” Con la doctrina de Pablo nadie se perfecciona; sujetos y esclavizados a los miedos y temores y jamás llegarán a conocer el Amor de sus Almas y Espíritus. El Amor no está sujeto al mundo de los deseos de sus afectos.



El Amor ama a todos los seres humanos por igual aunque, de distintas razas; no sean familiares, ni esposas/os, ni hijos. El Amor no se mueve por intereses ni está sujeto a las pasiones humanas, afectivos-sexuales. Decir que Cristo se estremece por sus “pasiones”: la pasión de Jesucristo, es la obra del diablo. En los próximos artículos hablaré de la reencarnación.