Capítulo * 74* 


Las Enseñanzas de Cristo a Pedro estaban construidas sobre “La Roca”: cimientos del Edificio: el Alma. En el vers 24 de Lucas: Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” Las Enseñanzas de las Virtudes para perfeccionar y purificar el Alma y convertir el Alma en celestial: “Os he Creado a Imagen y Semejanza Mía, el Espíritu, dijo el Padre.


La doctrina de Pablo -su evangelio- no lleva ninguna Verdad de Las Enseñanzas de Cristo. Mientras Cristo empezó por los cimientos; Pablo inmediatamente se fue al Ático. Pablo construyó sobre la arena -por mucho que nombren a Cristo-; Es totalmente imposible alcanzar la Entidad Espiritual de Cristo si no hacen su Voluntad, es decir: Respetar, Aprehender y Amar sus Mandamientos, para que el Alma proteja su materia y empiece el arduo caminar del Alma; para eliminar de Ella sus pecados: Ama a tu prójimo como a ti mismo.


El Alma es la que ama no el “yo” humano social. Éste es el primero y grande Mandamiento y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos Mandamientos depende toda la Ley y los profetas. (Mateo Cap. 22 vers 36, 37, 38, 39, 40) “No penséis que he venido para abrogar la Ley o los Profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir” “Porque de cierto os digo que hasta que pasen el cielo y la tierra, ni una jota ni una tilde pasará de la Ley, hasta que todo se haya cumplido” “De manera que cualquiera que quebrante uno de estos Mandamientos muy pequeños, y así enseñe a los hombres, muy pequeño será llamado en el reino de los cielos; más cualquiera que los haga y los enseñe, éste será llamado grande en el reino de los cielos”


“Porque os digo que si vuestra justicia no fuere mayor que la de los escribas y fariseos, no entraréis en el reino de los cielos” (Mateo Cap. 5 vers 17, 18, 19, 20) ¿A dónde iría a parar Pablo por desobedecer la Ley? Y, ¿los miles y miles de millones de seguidores de Pablo que le creen más a él qué a Cristo? Pues a las Tinieblas que sembró Pablo. ¿A quién debemos negar? Será la personalidad humana: las energías de la mentira; la calumnia; los chismes; el orgullo; los rencores; las vanidades; los endiosamientos; etc. Ése es el “sí mismo”. Miren a los religiosos que presumen de su fe y nada más. ¡Claro, somos pecadores e imperfectos! Cristo dijo: “Sed perfectos como Mi Padre que está en los cielos es Perfecto”. Juan Cap. 15 vers, 22. “Si yo no hubiera venido, ni les hubiera hablado, no tendrían pecado; pero ahora no tienen excusa por su pecado”.


Pablo dice: Gálatas Cap. 3 vers 22.- “Más la Escritura lo encerró todo bajo pecado, para que la promesa (su promesa; Pablo: su evangelio) que es por la fe en Jesucristo fuese dada a los creyentes” (23) “Pero antes que viniese la fe, estábamos confinados bajo la Ley, (Mentiras, porque la fe viene desde Abraham) encerrados para aquella fe que iba a ser revelada” (24) “De manera que la Ley ha sido nuestro ayo, para llevarnos a Cristo, a fin de que fuésemos justificados por la fe” (Éste versículo está lleno de absurdos=Tinieblas) Quién encerró todo bajo “pecado” fueron los judíos con su “dios” castigador Jehová. ¿Cuántos sacrificios se hicieron para complacer a ese “dios” inexistente, para apartar a la humanidad del Amor divino? Porque hoy en día se sigue leyendo más el Antiguo Testamento qué la Buena Nueva: la Luz que vino al mundo para apartarlo del Planeta: “Venga a nosotros tu Reino”