Capítulo *73*


 Como leemos: no seré perdonado de mis pecados por mí fe, seré perdonado por creer en la fe de Cristo.


(Cristo no tiene fe, Pablo, es una Enseñanza para los humanos: Él vive con el Padre, vino y volvió con Él) Lean: Lucas Cap. 17 vers 6. “Entonces el Señor les dijo: “Si ustedes tuvieran fe del tamaño de un grano de mostaza, diría a este moral: “¡Se desarraigado y plantado en el mar!”, y les obedecería”; pero, ¡qué inteligente es el Pablo! ¿Cómo enreda el rizo?


Primero llama mentiroso a Jesucristo diciendo, que el hombre no es justificado por las Obras de la Ley, sino por la fe de Jesucristo, (de nuevo con lo mismo), por la fe de Cristo (otra vez) y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado. Sigue al artículo anterior; Lean lo que dice: Mateo Cap. 25 vers 34, 35, 36, 37, 38, 39, 40. Escribiré el (34): “Entonces el Rey dirá a los de su derecha: Venid benditos de Mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo”. Escribiré el (40); “los seguidores de Pablo deben leerlo”.


No tengan miedo a lo que dice Cristo. “Y respondiendo el Rey, les dirá: De cierto os digo que en cuánto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeño, a Mí lo hicisteis”. Pueden seguir leyendo hasta el 46. Mejor será escribir el (35) “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve se, y me disteis de beber; fui forastero, y me recogisteis”; (36) “Estuve desnudo, y me cubristeis; enfermo, y me visitasteis; en la cárcel y vinisteis a Mí” (37) “Entonces los justos le responderán, diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, y te sustentamos, o sediento, y te dimos de beber?” La respuesta está en el (40) que habéis leído. Sigan -religiosos cristianos- con las enseñanzas de Pablo o quién escribió por él, es igual.


Derechitos al castigo eterno. ¿Las Obras de la Ley: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”, ¿no es “justificado”? ¿Llama o lo hace diciendo que Jesucristo es un mentiros? 1 Corintios 13 (Reina-Valera 1960) La preeminencia del Amor 13 Si yo hablase Lenguas Humanas y Angélicas, y no tengo Amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.2 Y si tuviese Profecía, y entendiese Todos los misterios y Toda Ciencia, y si tuviese Toda la fe, de tal Manera Que trasladase los montes, y no tengo Amor, nada soy.3 Y si repartiese Todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi Cuerpo para servicio quemado, y no tengo Amor, de nada me sirve.


Para no escribir todos los dones llegamos a la conclusión que Pablo no comprendió nunca al Amor, ni lo sintió jamás. ¿Por qué? Pues les preguntaré: ¿Quién concede los dones a los seres humanos? ¿Quién conoce al Amor en los mismos? Pues será el Creador Dios-Padre. Sí, Él concede un don para hacer su Obra en este Planeta, ¿quién le dice qué está equivocado? Él único: Pablo. Por esta razón escribo sobre él que escribió haciéndose pasar por Pablo.