Capítulo *72*


Romanos Cap. 7 vers 11 del primer capítulo, dice: “Más os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre; (2) pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, si no por revelación de Jesucristo” Es un mentiroso compulsivo.


De nuevo encontramos el error de su revelación, además miente al decir Jesucristo. Cristo con su Cuerpo Espiritual al lado del Padre, jamás le diría que su Nombre es Jesucristo sino “El Cristo planetario”. Cristo vino a la tierra para que éste individuo -mintiendo- no cumpla con sus Mandamientos ni sus Enseñanzas y además dice: No lo aprendió de hombre alguno sino por revelación: “el evangelio anunciado por mí”.


Menudo cínico. Cristo y su Padre, ¿cambió la evangelización de la humanidad, -programada desde más de 1.500 años antes de llegar Cristo, a la de este hombre? Miente a Cristo y al Padre, ¿y todavía le creen? Juan Cap. 8 vers 31.- “Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en Él; Si vosotros seguís en Mi Palabra, seréis verdaderamente Mis discípulos; (32) “y conoceréis la Verdad, y la Verdad os hará Libres” Juan Cap. 14 vers 21.- “Él que tiene mis Mandamientos, y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama, será amado por Mi Padre, y Yo le amaré, y me manifestaré a él” Leamos Gálatas. 2:16 “sabiendo (quién le habrá dicho a Pablo tal temeridad) Será su dios judío Jehová: el “dios” de los temores y miedos: de las venganzas, dice: “sabiendo”) que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, (siempre dice lo mismo -por la fe de Jesucristo, no, la fe “a” Jesucristo- nosotros también hemos creído (está hablando de un pasado: diría, ¡creemos!).


En Jesucristo, para ser justificados (Cómo le encanta la palabra “justificado -si no lo saben lo que significa la escribiré: “qué obra según justicia y razón”) ¿Esa es la fe de los seguidores (y, cristianos) de Cristo? ¿La fe no era en creer lo que no se veía? por la fe de Cristo (otra vez) y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.