El Cuerpo

Capítulo *60*

 

El cuerpo se creó para el alma y el Espíritu, no al revés. La perfección y la purificación de las Virtudes fortalecen al Alma con su Luz y el "Ser" del ser humano: su Espíritu, tiene la potestad sobre su Alma.


Entonces gobierna su materia; adiós al miedo y al temor, porque vive en Ella el Amor divino en su alma. “Vivir dos vidas en una; espero que aprendan los que se llaman y, cristianos” ¿El cuerpo? ¿Quiénes viven de él en el cuerpo? El Alma y el Espíritu no viven de él, antes bien le están dando la Vida.


Cuando Cristo vino a la tierra entre otras misiones fue a cumplir un Nuevo Mandamiento de su Padre; entregar su materia para volverla a recuperar: Resucitarse con su nuevo cuerpo. ¿Para qué? Sería otro comentario. Él Hijo del Padre -no es Dios mismo- no vino a crear Vida porque la Vida ya existía. El único que lo sabe es el Padre. Por esa razón confunden a Jesús, a Cristo con el mismo Dios y no es cierto. Si no, ¿para qué vino a cumplir el Mandamiento de su Padre? Las Energías ni son del Bien ni lo son del mal. La Energía es la Energía.


Lo que ha sucedido a través de los millones de milenios, es que a esas energías -el ser humano en su ignorancia- las han convertido en cuerpos espirituales, del Bien como del Mal; mientras el mal cumple con su trabajo de destruir a la humanidad y al Planeta en general, el Bien indocto de sí mismo pasa las existencias (no creen en la reencarnación) quejándose de todo lo que le ocurre sin dejar a su Alma tomar decisiones. Los seres humanos están en el mundo (infierno) de este Planeta para convertir sus Almas (llenas de Tinieblas) en cuerpos espirituales -celestiales- llenos de Luz a Imagen y Semejanza de su Espíritu, creado primero.


Vosotros sois dioses, dijo Cristo, en dos ocasiones: AT y NT. ¿Quiénes viven del Luz de las Almas (Virtudes) y de su Energía Vital en el cuerpo? Pues sencillamente el Mal del mundo. A todas ellas las conocemos con palabras: Rencor; Mentir: Chismes, calumnias, hipocresía, cinismo; Orgullo, soberbia, ira; Robar: Egoísmo, ambición, codicia; Vanidad. Deseo natural por Lujuria, etc. Todas estas Energías, el ser humano es responsable de darle más Vida al Mal que ha su propio Bien. Para más Inri, no conocen ni a su propio Bien.


¿Cómo serán las demás Virtudes para darle Vida a su propia Alma y apartar las Tinieblas de su cuerpo? No es igual estudiar y memorizar las Enseñanzas que llevarlas a la práctica. Usted puede estudiar todos los adelantos tecnológicos del automóvil, pero si no se sienta el volante jamás aprenderá a conducir un auto. Todo lo que aprende con el cuerpo jamás se olvida; lo que aprende con la memoria pasa el tiempo y no lo recordará.