* La Justicia del Amor *

Verdad, Integridad, Vida

Capítulo *9*


La Verdad de una creencia no es una idea. Es el Conocimiento aprendido por uno mismo del Entendimiento de su Alma y de la Sabiduría de su Espíritu. El libre buscador de su Verdad, tropieza constantemente porque no sabe cómo encontrar su Camino. Gracias a su constancia halla una Luz en su andar que intuye lo mejor para él; apartar la Mentira de su boca. Empieza a escalar la montaña; su cima está muy alta y no quiere mirar hacia abajo porque el vértigo de una caída y la tentación; la atracción de la seguridad del valle (que conoce) le induce a bajar de nuevo, aunque sólo los separa unos pocos metros.

 

¿Para qué descender si estoy cansado de conocerlo? Bajar es seguir sufriendo sin motivo, comprendo que ascender me traerá al principio o siempre mayores angustias, (no sé hasta cuando) por lo que lucho conmigo mismo para Ser libre, abajo era un esclavo. Transcurren los años aprendiendo que la Sinceridad le da Valor para levantarse cuando una piedra le hace tropezar y caer. Va sintiendo la fortaleza de la Paciencia; siempre le rescata para seguir su Camino enseñándole el “Arte de Amar”, el Conocimiento de su Alma y la Sabiduría de su Espíritu haciendo el Bien. El Arte de la Paciencia del Amor haciendo el Bien, sientes que cada día lo puedes hacer mejor.

 

La Paciencia y el Bien en tus años de luchas con las piedras en tu ascensión, te va enseñando que no son las grandes Rocas la que impiden tu subida sino las pequeñas que muchas veces no ves y, te hacen precipitar a una caída sujetándote como puedas para no caer al vacío. Ella/él piensa que necesitan más Valor; la Paciencia le va asesorando que debe amar las dificultades, para alejar las dudas una vez comprendidas. Ella/él sabe por experiencia lo aprendido de las dudas (las rocas grandes); las mentiras de siglos que viven todavía en su Alma y extender su Amor a las pequeñas, que no lo dejan trepar con más seguridad.

 

El Amor salva todos los abismos escucha en su interior. ¿Qué Soy? ¿Quién Soy? ¿De dónde vengo? ¿A dónde me llevará este Camino? Preguntas importantes que suenan en mi mente, para darme más ánimo para investigarme sin ninguna clase de disculpas. Tendré que ser integro conmigo mismo. Debo vivir el momento, ni ayer ni mañana. Lo malo para mí lo transmutaré en bueno. El mal que entiendo de mi, será de aquí en adelante el acicate que me llevará a mi Conocimiento, porque ha sido él, su astucia, para estar en las circunstancias donde me encuentro ahora. Otro pensamiento ha venido a mi corazón: “La Virtud de hacer una cosa Bien, depende del Arte de la/él que lo practique”.

 

      “La Ley y los profetas eran hasta Juan; desde entonces el Reino de Dios es anuncia

do, y todos se esfuerzan por entrar en él”

     “Pero más fácil es que pasen el Cielo y la tierra, que se frustre una tilde de la Ley”

     “Cristo dijo a sus discípulos: “Imposible es que no vengan tropiezos: más ¡ay de aquél por quien vienen! Lucas Cap. 17 vers 1 hasta el 4. (Podrán leerlos)

 

      Todos sabemos que no es fácil alcanzar el Amor divino, pero vamos poco a poco, levantándonos cada vez que caemos. Pero, ¿qué ocurrirá con los que dirigen a los miles de millones de personas, llevándolos a las oscuridades? La Iglesia católica actual, no tiene una Verdad de Cristo si leemos su Biblia. Las Iglesias evangelistas les suceden lo mismo, leyendo sus Biblias: sólo con la fe no es suficiente para alcanzar ningún cielo. Cristo dijo: “Si tuvierais fe como un grano de mostaza, podríais decir a este sicómoro: Desarráigate y plántate en el mar; y, os obedecería” Los testigos de Jehová peor que los otros.

 

Todos adoran al dios Jehová, rey de los judíos, (pueblo escogido por Él dicen) criminal y homicida desde siempre. Desde Juan el Reino de Dios es anunciado. El Amor vino al Planeta para deshacer las obras de la malignidad (el mundo) y los que creyeran el Él se salvarían al cumplir su Ley, porque es más fácil que pasen el Cielo y la tierra, antes que se frustre una tilde de la Ley. ¿Cuál es la Ley? Los Diez Mandamientos. “Si se mantienen fieles a Mis Mandamientos, serán realmente mis discípulos; y conocerán la Verdad, y la Verdad los hará Libres” Juan Cap. 15 vers 22-26. Cristo le dictó la Ley a Moisés para que respetándola, protegieran sus almas de la astucia del mundo descontaminándola de las energías putrefactas y permanecieran con la Luz de Él hasta su llegada (1.500 años después) porque aprenderían otra lección: “Ama a tu prójimo como a ti mismo” que se eterniza  hasta después de nuestros días y los días de la próxima generación. Como dice Cristo, aunque pasen el Cielo y la tierra, porque es eterna. 

 

 

 

Capítulo *10*


La Integridad. Profundizando un poco más en el artículo anterior debemos ser conscientes de lo que somos, aunque en un principio nos parezca imposible. Estamos acostumbrados a escuchar a los cardenales y a sus mismos papas católicos que somos “pecadores e “imperfectos”, (dándonos golpes en el pecho) igualmente a los pastores evangélicos y diferentes doctrinas; también se llaman y “cristianas”. Escrito está en todas las biblias de las diferentes religiones, Cristo nos dijo que somos “dioses”, en el Antiguo testamento como en el Nuevo. No dijo que fuéramos pecadores e imperfectos: sino dioses. Más aún: “Sed perfectos como Mi Padre que está en los cielos es Perfecto” .

 

La integridad de lo que somos y representamos en la tierra, nos mueven a tomar los mandos de nuestras vidas para luchar en nosotros mismos con el poder de las tinieblas del mundo, y nuestros Espíritus brillen como la Luz del Sol. Somos responsables de nuestras vidas. Las religiones en general, no ahora, si no desde que el mundo es mundo siempre han existido para atrasar las humanidades, como ahora. ¿Cómo es posible que la Humanidad no conozca el nombre de sus almas y sus Espíritus? Los Espíritus son los dioses de nuestras almas y poder sobre la materia, para resolver cualquier circunstancia que el mal del mundo lo mantenga como prueba para alcanzar la libertad. Las religiones las crearon los hombres para sus intereses.

 

La palabra “religión” que figura en la biblia cuando hablaba con Pedro fue una invención del manipulador de la Biblia. Como también el símil que hace Pablo de la mujer y el hombre como cuerpo de Cristo. Por cierto margina a la mujer. Cristo dice: “Donde hay dos o tres reunidos en mi Nombre, yo estoy entre vosotros” ¿Qué iglesia? Hay que apartar las “mentiras” para que la Verdad se comprenda con mayor facilidad. Los ateos, los laicos y los agnósticos tienen un concepto de Cristo y de su Padre que es el nuestro, distinto a su realidad, como el del dios judío Jehová. Nada tiene que ver Cristo y su Padre, con el dios castigador; de las plagas; del fuego del cielo; de sus celos; de su Ira: ése es el dios judío, no de la Humanidad, porque Ellos son el Amor y de su Sabiduría el Padre: crea Planetas, Galaxias y Universos y vive dentro de sus Hijos; ahora siete mil millones de seres humanos que están sólo en este Planeta. Además de todos los reinos inferiores, donde está la Vida. Así pues, apartemos todas las mentiras que vayamos conociendo, para que la Luz del Amor divino permanezca en nuestros corazones y alcancemos su Paz. “Mi Paz os dejo, Mi Paz os doy, no como el mundo la da”.

 

     He escrito que Los Mandamientos fueron dado por Cristo a Moisés, para que el alma se proteja de las energías del mundo, que llaman emocionales. Cumpliendo, respetando y amando Los Mandamientos; las almas se alegran de un dominio propio al sentir como ningún medio ambiente les causa disturbio. Viven una vida seguros de sí mismos. Sí, al mismo tiempo van practicando las Virtudes: la Sinceridad, la Paciencia, la Comprensión, el Perdón y la Humildad. Al poco tiempo se darán cuenta que la siquiatría ni la sicología serían necesarias en este Planeta. Al cabo de los años empezarán a convertirse en médicos del alma, porque antes ellas/ellos han tenido que solucionar muchos problemas (enfermedades); han vivido sus almas de las astucias del mundo.

 

Se van acabando sus miedos y temores porque los comprende y hasta se ríen de ellos, cuando vuelven de nuevo a su sistemas nerviosos y las mentes les avisan de que están ahí astutamente escondidos. Tienen que meditar en sus mundos afectivos, emocionales, sexuales o desde dentro mirar hacia atrás, por si están en su infierno particular. Éste está situado entre sus paletillas, (omóplatos) en la espalda. Sabe que tienen que ser Prudentes para que les guarde, sin embargo su mirada está puesta siempre en el Padre de la humanidad y de su Hijo y hermano mayor: Cristo.

 

Han aprendido a saber mirar a las personas sin provocarles ninguna clase de trastornos, antes bien, ayudarlas sin darse cuenta para que se encuentren en Paz a su lado, por el carácter alegre que emanan de sus Espíritus. Los ama porque comprende que son hermanos de Creación y en ellos viven sus almas necesitadas de comprensión, para alejarles parte de las astucias que encarcelan a sus almas, sin poderse desenvolver en el mundo que les ha tocado vivir y, abrirles nuevos cauces para que sus vidas renazcan a sus Verdades. Es muy triste ver a las personas en esas situaciones. Años viviendo en sus cuerpos sin saber nada absolutamente de ellas o ellos, esclavizados a los castigos divinos enseñados por las iglesias en general, al servicio del mal del mundo, penetrando más en ellos los miedos y temores. Diferenciar el Bien del mal es el principio de la Sabiduría. (Salomón)

Capítulo *11*


La Vida es eterna, el Amor Infinito, la Ley Inexorable”

 

“La Sabiduría en su mente, la Justicia en sus labios y el Amor en su corazón”

 

Salomón Cap. 4 vers 18: “Más la senda de los justos es como la luz de la Aurora, que va en aumento hasta que el día es perfecto” Juan Cap. 7 vers 24: “No juzguéis según las apariencias, sino juzgad con justo juicio”

 

    La Vida es el Alma: es la Creación de la Humanidad del Padre del Cielo. La Esencia de la Vida fue puesta en el mar: Reino marino y a través de miles de millones de años, transmigró por todos los Reinos de la Naturaleza, hasta convertirse en alma animal y en alma animal-humano. El único animal que posee el 100% del humano es el “cerdo” demostrado científicamente.

 

     La historia judía de que Eva nació de una costilla de Adán es sólo una perogrullada, más aún la ciencia pone al descubierto la mentira. Qué por culpa de Eva el “mal” entró en el mundo, es nacido de la mente maligna de los judíos de aquel tiempo, como se ha venido demostrando hasta ahora, con su “ojo por ojo y, diente por diente “olvidándose de la Ley de Moisés: No Matarás. Lo más INRI de los religiosos que se llaman cristianos no cejan en su empeño de levantarle la Calumnia a Eva; miles de años tras miles de años, por su culpa el mal está en el mundo, cuando el mundo es el mal. ¡Qué ignorancia! Todos arrastrados por las mentiras del gobernador del mundo y dicen que creen en el Padre de la Humanidad y de su Hijo el Cristo planetario.

 

Hace muchos miles de años que el humano aprendió a conocer al Bien, pero al mismo tiempo también aprendió a conocer el Bien por “Interés”. Han pasado los milenios y en estos días su Bien sólo se mueve por interés. Simplemente demuéstrese a sí mismo: el Bien recibido constantemente terminará por cansarle y molestándose con la persona que se los está ofreciendo. Es decir: su Bien está limitado por su mal. Igual, cuando hablamos de la Paciencia: ¡Estoy harto no aguanto más! Al pasar los años dirá: antes me ahogaba en un vaso de agua.

 

     La Vida es eterna. No sabemos cuantos miles de millones de años tenemos. Tampoco conocemos qué tiempo tendremos para finalizar nuestro ciclo planetario permaneciendo en el Bien. Si el Bien de los demás nos molesta o el nuestro incomoda a los otros, ¿cuándo hablaríamos del Amor? Cuando alguien nos solicita un Bien; si ponemos el “Interés” en medio y le decimos: ahora, no puedo, a la tarde o quizás mañana, si podré. Ya no hará falta porque Dios le solucionará el problema con otro hermano. Hay infinidad de ejemplos que el alma esclavizada por el egoísmo no ve y luego dice: creo en Cristo; habla del Amor divino: se envían mensajes de Amor y el etcétera no tiene fin, es decir: se llenan de Tinieblas por no atender a su hermano.

 

Es imposible conocer el Amor: su Luz, si no practicamos el Bien por el Bien mismo. Quizás dicen que es Amor lo que se hacen por otras personas. No soy yo para juzgarlo, pero si nos cansamos estaríamos hablando del Bien, no del Amor. Todos en general estamos rodeado de familiares, vecinos, amigos, etc. Ahí es donde está nuestra vida con los demás, para vernos cómo actuamos para practicar el Arte del Bien o del Amor por el Amor mismo. Hay que pensar que estamos defendiendo nuestra Vida: Alma en cualquier circunstancia. Escuchar a las personas se aprende mucho pero, que otros quieran poner su Voluntad por encima de la ustedes, no lo permitan aunque estén equivocados. Ya se aprenderá la Verdad y reconocer el error. Ahora negar por negar, tampoco es de inteligentes, (Entendimiento del alma) siempre hay que dejar una puerta abierta para comprender por uno mismo, dónde está nuestro error. Las Virtudes son las que nos harán comprender la falta: la duda, jamás las inteligencias de los yo-es en el Ego. (Enviado)

 

Si eliges el mundo quedarás sin amor, 
pero si eliges el amor, 
con él conquistarás al mundo"
Albert Einstein

 

 

 Capítulo 12

 



Practicar el Amor hacia los demás es correcto, pero el mal es muy listo, más que el conocimiento de su Bien, no la de su Amor. Sólo practicando el “Arte” del Bien o Amor hacia los familiares o amigos no sirve de mucho, porque vemos que nos compensa sino con los demás. Los que creemos que son nuestros enemigos -aunque sean familiares o amigos- sin saber la mano izquierda lo que hace la derecha, en lo posible.

 

Tampoco podemos hacerle un Bien a su Interés, porque vendemos nuestra Luz al mal. Habrá que esperar a un próximo encuentro e intentarlo de nuevo y analizar su aptitud; cerciorarse de su entendimiento, porque es posible el engaño, -para sujetar su amistad a su conveniencia-, terminando por robarle algo de su Alma. Como dice Cristo: “Astutos como serpientes y mansos como palomas” No quiero entrar en temas sexuales cuando se menciona el Amor en las relaciones de enamora-miento, nacidos del deseo animal que está en el humano -mujer u hombre- sean afectivos, emocionales o simplemente mentales.

 

El Amor jamás es interesado, no tiene prisas para nada; aunque lo escriba y el mal lo lea, siempre meterá la pata porque la rapidez es superior a lo que analice. El Amor anhela comprender y ayudar para solucionar cualquier mal entendido; no piensa en la cama como único fin de una relación. Tampoco se enamora del físico porque Ella/ Él sabe lo que está debajo de los ojos y de las materias. Simplemente el Amor rechaza al mal en la mujer u hombre que viene para dejarle su mal y robarle su Bien. El deseo es el que se precipita alcanzar  aquello que es para su engaño, dominado por el interés de una u otro. Si la Amistad hay que probarla primero para saber hasta dónde llega, ¿cómo no vamos a vigilar su supuesto Amor?,  lo más grande alcanzado con tantos sufrimientos, sacrificios y muertes de las existencias de nuestras vidas, para permanecer incólume en la materia, sea en ésta existencia u otras.


He leído el evangelio de Juan, no San Juan. Él hace una diferencia de creer en Cristo a creer “a” Cristo. El que busca a Cristo, sin leer nada de Él, ni pertenecer a ninguna religión, debe preguntarse en cada momento: “Qué haría Cristo en mi lugar” Entonces se santifica por sí mismo. Pero si sigue las doctrinas del Antiguo testamento con el dios Jehová, está perdido porque piensa que ama a ese dios que es homicida desde la antigüedad con los judíos. La fe por la fe, tampoco va a ningún sitio porque le falta la perfección y a través de los años seguirá cometiendo los mismos errores. Unirse las iglesias evangelistas a la católica es perder su Alma porque la católica actualmente no tiene una Verdad de Cristo. Dice: Jesús de Nazaret llamado el Cristo. No tiene idea de la verdad. No sabe por sí mismo quién es Cristo.