* La Justicia del Amor *

El Final

Capítulo *5*


La segunda venida del Cristo planetario. “El que haga la Voluntad de Mi Padre, Él y Yo, vendremos y habitaremos en Él”; “Soy el Camino, la Verdad y la Vida, nadie irá al Padre sino es por Mi”; “Todo lo que hagáis a uno de estos más pequeños, a Mí me lo estáis haciendo”; “Al final de los tiempos, engañaran a mis propios Ángeles” “Soy la Luz del mundo, él que conmigo está, no permanecerá en Tinieblas” “Yo NO he venido a derogar la Ley y la de los Profetas, sino a cumplirla” Es suficiente para hablar del Cristo planetario: “Instructor de la Humanidad”.

 

Vamos a la Biblia porque es el único libro (sus Enseñanzas) las que nos llevan a la Verdad. Iré poniendo capítulos y versículos, así cada cual podrá comprobar, para que luego digan que me invento las Enseñanzas de Cristo. Lucas Cap. 9 vers 18,19, 20 y siguientes. Aconteció que mientras Jesús oraba aparte, estaban con Él los discípulos; y les preguntó diciendo: ¿Quién dice la gente que Soy Yo? Ellos respondieron: Unos, Juan el Bautista; otros, Elías; y otros, que algún Profeta de los antiguos ha resucitado. Él les dijo: ¿Y vosotros, quién decís que Soy? Entonces respondiendo Pedro, dijo: El Cristo de Dios. ¿Qué significa? Jesús fue el nombre que le pusieron al nacer, aunque debiera de haber sido Emmanuel: Dios entre nosotros, pero su padre terrenal prefirió el de Jesús. Cristo resucitó y su Nombre es Cristo, no Jesús. Jesús para aquellas personas de aquel tiempo, porque Él les dijo: No lo digáis a nadie. Pero hoy está vivo desde hace más de dos mil y pico de años. Entonces su Nombre es el del Cristo planetario: Instructor de la Humanidad. Así pues, es imposible que Jesús transmita ningún mensaje a la tierra para que sepan la Verdad porque el tal no existe, sino Cristo. Él con su Cuerpo Espiritual, no puede decir que es Jesús.

 

     “Todo lo que hagáis a uno de estos más pequeños a Mi me lo estáis haciendo” ¿Qué significa esta Enseñanza porque Él estaba vivo entre ellos? ¿Hablaba Cristo o era su Padre quien estaba impartiendo esa Enseñanza? El Padre muy bien podía hacerlo, porque dijo: Yo con el Padre somos uno”. Pero casi nadie sabía que Él era el Instructor de la Humanidad de su Padre y venía a la tierra para traer el Amor del Padre de la Creación: su Justicia y su Luz. Él ha estado con la Humanidad siempre y vive en cada ser humano: la Vida de su Padre: el Alma. La Luz que adquiere el ser humano para iluminar su Alma, es de Él. Antes de fallecer en la Cruz, dijo: Consumado es. Él es quien lleva la Cruz de la Humanidad, mientras no hagan su Voluntad, como Él hizo la de su Padre.

 

Los que creen en Él deben pensar que no son nadie sin su Luz, porque su Luz es la Vida y no morirán jamás. Por lo tanto es una gran responsabilidad para la Humanidad a quien nos estamos enfrentando es a Él y Él es el Amor y la Justicia de su Amor: los Arcángeles. Todos comprenden el Karma; la reencarnación; la Siembra y la Cosecha, del Apóstol Santiago; Siddhartha (Buda) Krisna;  Los Profetas; los Apóstoles y los siervos del señor que constantemente están en la tierra, pero pocas gentes les conocen. Los seres humanos deben saber quiénes son: ¿Ángeles? ¿Arcángeles?, etc. Tenemos la Vida (su Luz) porque dependemos de Él (sus Enseñanzas). Nos lleva miles de millones de años y aún nuestro Espíritu: Creado a Imagen y semejanza de Él (El Padre) es antes que nosotros.

 

 

Capítulo *6*


Al final de los tiempos engañaran a mis propios ángeles” ¿Cómo pueden engañar a  sus propios Ángeles? En Espíritu es imposible porque son Luces y no hay tinieblas, oscuridades del mundo junto a ellos. Significa que estarán en la tierra haciendo su Obra y, por algunas circunstancias, atropellados por las energías del mundo; viendo quizás tantas injusticias con el ser humano, cruce la raya o el filo de la navaja y cometa algún pecado por crear una Justicia, que sería una injusticia u otros hecho más graves.

 

No habla de los Arcángeles, ni de los Querubines ni de los Serafines: todos los Reinos de la Naturaleza de este Planeta e imagino que más de (300) Planetas están sujetos a las Enseñanzas de Él; son las de su Padre y el nuestro (la Humanidad). No se alcanza ningún cielo ni ninguna Morada apartado de Él, porque Él es la Luz que ilumina al mundo -apartando sus Tinieblas- y el Planeta resplandezca con la Luz del Padre -venga a nosotros Tu Reino- y los mansos de corazón tengan la tierra por heredad (Bienaventuranza) Ningún otro ha hablado como Él.

 

Ninguno ha venido a la tierra para Enseñar que no estamos solos y nos iremos al infiero como creían los antiguos: filósofos, poetas, mentes privilegiadas de la antigüedad: Incluyendo a los religiosos judíos. Cuando Cristo dijo: Engañarán a mis propios Ángeles es porque no había más posibilidad de “reencarnar” y rectificar el pasado, como dijo:  Mateo Cap. 19 ver 30. “Pero muchos primeros serán postreros, y postreros, primeros”. ¿Tan difícil es comprender que Él trajo la Luz de la Vida de su Padre, que es el nuestro haciendo su Voluntad? ¿Tan sometida está el Alma a las energías del mundo, que temen amar estando en su Camino?      

                             

    Yo no he venido a derogar la Ley y la de los Profetas, sino a cumplirla. ¿Cuál es la Ley?  ¿Y la de los Profetas? Juan Cap. 6 vers 45.- “Está escrito en los Profetas: y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de Él, viene a Mí”: “No le hagas a los otros lo que no quiere que se haga contigo”. 1º Mandamiento: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu Alma, y con toda tu mente” Este es el primero y grande Mandamiento. Y el segundo es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” “De estos Dos “Mandamientos” depende toda la Ley y los Profetas” Cuando Cristo les dictó “Los Mandamientos” a Moisés, no Jehová. Juan Cap. 5 vers 46. “Porque si creéis a Moisés, me creeríais a Mí, porque de Mí escribió él” era para que la Humanidad protegiera su Alma de su Ego y ésta alcanzase su “dominio propio”. La Ley, para ampararse de las energías del mundo y sus Almas vivieran Libres de enfermedades protegida por la Luz de sus Almas. Como vamos leyendo ningún religioso judío, católico, evangelista, testigo de Jehová, etc; los conductores de estas humanidades (miles y miles de millones de personas) han escuchado la voz de Dios: Soy el Que Soy, ni la de su Hijo, el Cristo planetario.  ¿En dónde se encuentran sus Verdades? ¿Los ciegos que guían a los ciegos y se precipitan por los abismos?

 

     “Yo Soy el Camino, la Verdad y la Vida, nadie irá al Padre sino es por Mí”.  “El que haga la Voluntad de Mi Padre, Él y Yo, vendremos y habitaremos en él”. Hablar del Hijo del Padre -el Cristo planetario-, nuestro hermano mayor en la escala  de los miles de trillones de civilizaciones, que habitan en Las Galaxias y Universos, es un tanto complejo. Pero si nos centramos en nuestro hermano mayor, debemos pensar que Él recorrió los mismos caminos que nosotros estamos trillando en la actualidad para desarrollar el Amor divino: su Padre.