* La Justicia del Amor *

El Evangelio según  San Juan

Capítulo *23*



Cap. 7 vers 19. “¿No os dio Moisés la Ley y ninguno de vosotros cumple la Ley? Les dijo, Cristo. En el Cap. 5 vers 46, del mismo Apóstol, está escrito: “Porque si creéis a Moisés, me creeríais a Mí, porque de Mí escribió Él”.

 

     ¿Qué ocurre hoy? Han transcurrido más de dos mil años (2.000) del nacimiento de Cristo y 3.500 años desde el tiempo de Moisés. Se dice que cuando llegó Cristo, derogó Los Mandamientos. Vamos leyendo que no. Los Mandamientos están caducos: se escuchan entre los religiosos cristianos. Dios es Amor y no necesitamos Los Mandamientos sino la fe. ¿Entonces, cómo desarrollan en sus almas el Amor? ¿Se puede perfeccionar el Bien como las matemáticas? Pienso que sí. ¿Y el Amor de la misma manera? Tampoco lo dudo.

 

Epicarmo dice: “La Inteligencia ve y oye. Todo lo demás es ciego y sordo”. Puedo aclarar el pensamiento de Epicarmo: El Entendimiento (inteligencia del alma) es la que ve: dime cómo hablas para saber quién eres: Sócrates. La inteligencia de Epicarmo, se refería al Entendimiento de su alma; ve a través de las palabras de su interlocutor y de sus ojos quién o quiénes están hablando. Lo demás “es ciego y sordo” porque a los tinieblas no le interesan las conversaciones de la Verdad.

 

     Cómo vamos leyendo, no fue el Dios Jehová quién entregó Los Mandamientos a Moisés sino Cristo quién se los dictó. Pasaron 1.500 años cuando Cristo encarnó en la materia, (500 después de la muerte de Siddhartha) para Enseñar a la humanidad (sus hermanos creados) y, les dijo: “No he venido a derogar la Ley de Moisés y la de los Profetas sino a cumplirla”. El Apóstol Pedro tiene escrito en su 2ª Epístola. Cap. 1 Vers 5-9 las directrices para alcanzar el Amor de Cristo y cómo aprender de Él (Ya hablaremos del Espíritu de la Verdad)

 

En distintas ocasiones he hablado de las Virtudes: La Sinceridad, la Paciencia, la Comprensión, el Perdón y la Humildad como cimientos (sobre la Roca) del edificio espiritual. En aquel tiempo era un autodidacta, no leía absolutamente nada de nada ni de nadie, excepto las leyes, normas y decretos para mi trabajo. Al pasar 14 años empecé a leer la Biblia sorprendiéndome al encontrar este versículo del Apóstol Pedro. Las Virtudes son del alma de los seres humanos Juan Cap. 6 vers 45. “Escrito está en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de Él, viene a mí”Juan Cap. 17 vers 6: “He manifestado tu Nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los distes, y han guardado tu Palabra”.

 

Ya hablaremos, por lo visto no eran analfabetos como las iglesias ponen a los Apóstoles. En Juan Cap. 17 vers 5: “Ahora pues Padre, glorifícame tú al lado tuyo, con aquella Gloria que tuve contigo antes que el mundo fuese” 

 

 Nuestro Padre nos Creó y nos puso en este Planeta para que el alma evolucionara en su Conocimiento y su Sabiduría. Él sabía del sufrimiento del alma para guardar, respetar y amar sus Enseñanzas. Del sufrimiento, nace la experiencia y de ella la “Luz”. Pero, para que no padeciera tanto grabó en todos los corazones su Ley: “No le hagas a los otros lo que no quiere que se haga contigo” Desde el Principio de todas las civilizaciones que han pisado el Planeta. La ciencia del hombre dice, que somos la 17 generación, o ciclo de existencia, no desde Adán y Eva; sólo han transcurrido 15.000 años. 

 

 

Capítulo *24*


San Juan

Cap. 15 vers. 10.” Su guardareis Mis Mandamientos, permaneceréis en Mi Amor; así como yo he guardado Los Mandamientos de mi Padre, y permanezco en su Amor”. El Santo evangelio según Juan Cap. 10 vers. 17-18. “Por eso me ama el Padre, porque Yo pongo mi Vida para volverla a tomar. Este Mandamiento recibí de mi Padre” “Nadie me la quita, sino que yo de Mí mismo la pongo: Tengo “Poder” para ponerla, y tengo “Poder” para volverla tomar” “Este Mandamiento recibí de mi Padre”. Fue Él mismo (su Espíritu) quién transmutó su materia terrenal en Celestial, cumpliendo el Mandamiento de su Padre: el Nuestro.

 

No es la primera vez, cuando dice: …; “así como yo he guardado Los Mandamientos de mi Padre y permanezco en su Amor”. Juan Cap. 14 vers. 21. Él que tiene Mis Mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y él que me ama, será amado por mi Padre, y Yo le amaré, y me manifestaré a él” ¿Qué mente maléfica (diablo) dijo (inventó) qué no son necesarios Los Mandamientos porque el Amor los derogó? ¿Los que confeccionaron la biblia desde el tiempo de Constantinopla? Porque sabemos, Marcos y Lucas “no” fueron Apóstoles. Hay doce (12) libros dedicados a Saulo de Tarso (Pablo) y unas cuántas páginas a Pedro y en esas Epístolas está cómo alcanzar el Camino de la Verdad y la Vida. Además hay demasiada fábula escrita de Saulo de Tarso, para creer que son Verdad.

 

Pablo dice que él es más importante que los Apóstoles, porque a él se le apareció Cristo y sin embargo a los Apóstoles fue Jesús. No creo que él lo escribiera por muy judío que fuera sino un desconocimiento total de la Sabiduría de Dios.

 

Hemos leído que Dios les predicó primero (Los Apóstoles) a los que iban a ayudar a Cristo para que hiciera su Obra en la tierra. Ya me dirán. Sí Cristo guarda El Mandamiento de su Padre (es el nuestro) para hacer su Voluntad en la tierra, ¿qué sucede con la humanidad -llena de opiniones- religiosos de distintas doctrinas o no; la mayoría van por libre, siguiendo a quiénes no conocen ni han dado su Vida por nadie?

 

¿Qué les impiden cumplir, respetar y amar “sus” Diez Mandamientos? Si no respetan Los Mandamientos y, por tanto no los guardan, ¿Cómo dicen que creen en Dios?;

 ¿Quién trajo el Conocimiento del Padre?

¿Quién Enseñó el Camino a Él?

¿Quién dijo del Alma que seguiría viva, después de muerta la materia?

¿Quién descubrió las energías malignas que habitan la tierra, llamándolas: mundo?

¿Quién trajo la “Luz” de la Sabiduría del Amor de la Creación, para convertir el Alma animal en Alma Celestial a Imagen y Semejanza del Espíritu, Creado primero?

Naturalmente seguiría haciendo preguntas, pero creo que no son necesarias. Y por último, ¿Quién dijo: practicando las Virtudes: conoceréis la Naturaleza de su Creación?

 

Dios dijo: ¡llamaré a las Estrellas por su Nombre y todas acudirán a Mí! “No solamente de pan vivirá el hombre sino de la Palabra que recibe de Dios” “Soy el Camino, la Verdad y la Vida. ¿Su Camino? : “Los Diez Mandamientos”.

 

 La Enseñanza del Padre: la de los Profetas. ¿Cómo alcanzar su Amor? : La Perfección y Purificación de las Virtudes, ¿Por qué? Pues en cada una de “Ellas” se encuentra la “Luz” de la Vida: Conocimiento de sí mismo: “El Libro de su Vida”; todas las Enseñanzas que debiera aprender de la Sabiduría de su Espíritu: su diosa/s. Entonces aprenderá por sí mismo, su Verdad y Ella se manifiesta en su vida, diariamente. Sus Virtudes hablan por ella/él. Comprenderán lo que ahora rechaza porque lo vivirá una y otra vez, hasta que se convierta en su Verdad y por tanto: “Son Obras hechas en Dios”.

 

Vivir para ver. Hechos de los Apóstoles. Cap. 5 vers. 29: “Respondiendo Pedro y los Apóstoles, dijeron: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres” Naturalmente Dios puede resucitar a su Hijo, pero Él le dio ese Mandamiento para que lo llevara a la practica para su desarrollo en Espíritu, para conocer aún más la Sabiduría del Amor de Él.

 

 

Capítulo *25*


 

     Salmos Cap. 82 vers 6. “Yo dije vosotros sois dioses y todos vosotros hijos del Altísimo”

 

     Juan Cap. 10 vers 34“Jesús les respondió: ¿No está escrito en vuestra Ley?: Yo dije, “dioses sois”

 

     Juan Cap. 6 vers 45“Escrito está en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de Él, viene a mí”. Así pues, partiendo de esta primicia deberíamos pensar, ¿qué hago adorando imágenes inventadas por los hombres? Es el caso de María, la madre de Cristo en la tierra, elevada al cielo por el Papa Pío XII, acosados por los Obispos de Roma. Se adora, se venera, se le piden milagros a alguien que no existe como tal. Diosas y dioses pidiendo a las tinieblas un Bien.

 

Les siguen Fátima, Lourdes, la Virgen de Guadalupe. Fueron los franciscanos acompañando a las tropas españolas, quiénes asesinaron a los indígenas, destruyendo sus creencias e instalaron una escultura y la llamaron la Virgen María. Lean despacio.

 

Trescientos años (300) después de estar adorando y sacrificándose por ella (no ha existido nunca), la subieron al Cielo en Roma y hoy hay miles de millones de personas que tienen ese pensamiento puesta en ella. Dónde tienes puesto tu pensamiento, estará tu corazón. Miles de millones de personas pidiéndoles salud sobre todo al “pensamiento maligno de un Obispo romano que no creía en Cristo”. Lean ahora el versículo de la Biblia católica, lo que dijo Cristo: Mateo Cap. 12 vers. 46. 47. 48. 49 y 50. “Mientras Él aún hablaba a la gente, he aquí su madre y sus hermanos estaban afuera, y le querían hablar. Y le dijo uno: He aquí tu madre y tus hermanos están afuera y te quieren hablar. Respondiendo Él al que le decía esto, dijo: ¿Quién es mi madre, y quiénes son mis hermanos? Y extendiendo su mano hacía sus discípulos, dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hace la Voluntad de Mi Padre que está en los cielos, ése es mi hermano, y mi hermana, y mi madre.

 

  Deuteronomio Cap. 5 vers 7, 8, y 9 etc. No tendrás dioses ajenos delante de Mí. No harás para ti escultura, ni imagen alguna que esté arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás a ellas, ni las servirás, etc. Cómo ustedes pueden comprobar los judíos jamás han tenido imágenes; los evangelistas tampoco; los testigos de Jehová, sí pintan imágenes de Cristo, etc, en sus panfletos. La única, la religión católica, que el anterior Papa (Juan Pablo II) elevó al cielo más santos que ninguno de sus predecesores. Pero, ¿qué ocurre con esos millones de muertos adoradores de lo que no existe? Pues son simplemente esclavos de los pensamientos malignos (tinieblas de Satanás) que ocuparon las mentes de esos obispos cómo también al Papa que los autorizó.

 

Además, éste Papa ni ninguno otro saben dónde están los cielos y cuántos; Lo mismo ocurre con los infiernos, tampoco lo sabe; uno, sí esta al corriente, el que viven en el mundo de la tierra,  aclaman de acuerdo a él. Ellos tienen la gloria en la tierra, hasta que finalice el ciclo de la “Mentira”.

 

 

Capítulo *26*



     Juan Cap. 17 vers 6: “He manifestado tu Nombre a los hombres que del mundo me diste; tuyos eran, y me los distes, y han guardado tu Palabra”. 


     Los Apóstoles no eran ignorantes cómo están reflejados en la biblia, por las continuas correcciones que han hecho desde el tiempo de Constantinopla, -mucho antes del Sacro Imperio romano- (actual iglesia católica, apostólica y…cristiana creada 300 años después de la muerte de Cristo) Leemos cómo Nuestro Padre y el Padre (Dios) de Cristo, enseñó a los Apóstoles, no sabemos el tiempo.


     Juan Cap. 6 vers 45. “Escrito está en los Profetas: Y serán todos enseñados por Dios. Así que, todo aquel que oyó al Padre, y aprendió de Él, viene a mí”.


     Cristo lleva 2.000 años con nosotros que sepamos. Para realizar la Obra que Él hizo -no se hace de la noche a la mañana- se necesitan “hombres” enseñados con la Verdad y, ésta la Instruyó primero el Padre de los cielos. Tampoco sabemos si a nosotros nos enseñó primero el Padre (lo que hemos leído a nosotros también) Lo que sentimos: cuando mentimos, creemos que lo estamos haciendo y en definitiva: no queremos que nos hagan lo que nosotros ocasionamos a los demás: La Ley de los Profetas.


Así pues, si Cristo dice que somos diosas/es, significa que también fuimos Enseñados por el Padres al Crearnos primero. Lo que expresa que debemos hacer su Voluntad, no que Él se adapte a nuestros caprichos. Cómo dice la iglesia católica actual: Dios está sólo y necesita de los hombres. ¡Dios existía antes de nuestro Sistema Solar! El que lo necesita es Satanás que “ellos” bien saben lo que hacen: llevarlos a todos -sus seguidores- a su píes. Aún hoy en día, no hacen su Voluntad  Juan Cap. 18 vers 37 Al final del versículo: “Todo aquel que es de la Verdad, oye Mí Voz.” ¿Cómo se les queda la cara desde los sacerdotes hasta el Papa? Pastores Evangelistas; Testigos de Jehová; seguidores de Pablo; en fin todos los sectarios qué enseñan doctrinas que jamás han visto; de mensajes de la divinidad prohibidos por el Padre de la Creación.


No saben ni conocen a sus Almas ni a sus Espíritus, ni tampoco el Nombre de Ellos. Para saber si su Camino es verdad, demuéstrense que tienen el Valor de perfeccionar su Virtudes; aprendan de ustedes mismos, (sí cometen un error con algún hermano; si levantan calumnias; si están participando de “chismes”; si se burlan de las desgracias ajenas; tengan el Valor de ir a pedir Perdón) no necesitan fantasear Luces que les eliminen el Karma, cómo sus pecados. Ninguna clase de libros, ni la biblia. Sean ustedes mismos porque en ustedes tienen a sus Espíritus: Creaciones divinas. No hacen falta ni Ángeles ni Arcángeles, ni Querubines ni Serafines, ellos ya cuidan de sus almas: Son sus Creaciones. Sólo importa el Creador de todos Ellos: El Padre de la Creación. Cómo dice Cristo: “No se caerá un sólo cabello de sus cabezas, sin que el Padre no lo sepa”.



Hechos de los Apóstoles. Cap. 5 vers 29: “Respondiendo Pedro y los Apóstoles, dijeron: “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”