* La Justicia del Amor *

Capítulo *15*


Siddhartha



      Volvamos con Siddhartha. ¿En dónde se encuentra la mentira del Buda? Pues como siempre los brahmanes hindú, viendo en su tiempo que su religión iba a desaparecer, eligieron a Siddhartha elevándolo a la categoría de Visnú (segunda personalidad de Dios: el Conservador y Brahma: El Creador. Pero se olvidaron del “Restaurador” y se lanzaron (siempre precipitado el mal) a Silva, el destructor, igual con Krisna. Esta es la realidad: Once (11) siglos d, c. ¿Cuántas miles de millones de personas en la actualidad adoran a María, madre de Dios? No se olviden que fue Pío Xll ¿Cristo dijo en alguna ocasión lo fuera? Desde luego que no. “He venido hacer la Voluntad de mi Padre y un nuevo Mandamiento traigo: entregar mi Vida para volverla a tomar. Jamás dijo que lo fuera. La iglesia de roma se empeña siglos tras siglos en profundizar en los subconscientes de los seres humanos su mentira.

 

     El papa Pío Xll, pertenecía a la llamada: “Nobleza Negra”. Familia aristocrática. Él fue quién subió al cielo a María, llamándola Virgen y para añadir más mentiras, dice que encontró excavando en el Vaticano los restos del Apóstol Pedro 2.173 años después. Si fuera cierto porqué lo confirma Pablo Vl y para más Inri lo ratificó Benedicto XVl. Además también fue él quien nombró y ascendió (300 a, de) a la virgen María de Guadalupe en México. Se olvidaron de Juan Pablo ll que ejerció el papado 27 años. 

 

    Vamos a ver que dijo Siddhartha.  En el Sutra del Diamante. Cap. 16: “Subhuti, aunque en este mundo ha habido millones y millones de Buddha, y todos merecedores de gran mérito, el mérito más grande de todos le corresponderá al hombre o mujer que, al final de nuestra época Búdica, en el último período de quinientos años, reciban este discurso, lo considere, ponga su fe en él y entonces se lo explique a otro, salvando así nuestra Buena Doctrina del colapso final” Por lo tanto no fue revelación divina.

 

      ¿Qué dicen los brahmanes hindús? Buddha: despierto, iluminado, inteligente. Fue fundador del dharmas budista y “primer” (se olvidaron de Lao-Tsé y Confucio) gran iluminado y en el hinduismo se le considera como la novena encarnación del dios Visnú, de acuerdo al Garuda-purana y la vigésima primera y penúltima según el Bhâgavata purana hacia el siglo Xl d, c. ¿Dónde está la Verdad? ¿A quién creer a Buda o a los Brahmanes? Mientras él dice que han habido millones y millones de Buddha (se referirá a todas las civilizaciones que han pasado por el Planeta) en la india lo ascendieron a la categoría de Visnú, es decir junto a Dios mismo o en Él mismo Dios. Mientras él sólo habla de Doctrina. La “fe” de la que habla Buda, significa que apartándose de todo mal y amando las virtudes, llegará tras miles de pruebas (sobre todo el miedo y el temor, alejado de todo interés) a encontrarse consigo mismo, es decir: Su Espíritu. El murió quinientos años antes de la llegada de Cristo a la tierra.

 

Los quinientos años que él calculó que su doctrina desapareciera. Por todo ello para permanecer como un Buda más (de los millones de que habló) al final alguien hablara de su discurso, salvando así su doctrina. Pero vamos a leer más despacio y con atención. Se supone que él alcanzó la iluminación a los 40 años más o menos y murió en el intervalo de los 80 años. ¿Ustedes me pueden explicar cómo su Espíritu, cuarenta (40) años siguientes, no hablara de la llegada a la tierra del que iba a iluminar el mundo, con la Luz del Padre de la humanidad o Brahma? Es totalmente imposible para los miles de millones de seres de Luz que rodean el Planeta desconocer este acontecimiento.

 


Capítulo *16*


Los  Estóicos

 

 

Según Zenón, "conocer algo es haberlo comprendido de tal manera que esa comprensión no pueda ser descalificada por ningún argumento".

 

   Los estoicos distinguían, además, entre lo verdadero y la ;“Verdad: lo verdadero es simple y se  aplica a las proposiciones que reflejan una realidad, mientras que la Verdad es algo complejo. El hombre ordinario puede pronunciar asertos “verdaderos” que será o no será capaz de probar contra toda objeción, mientras que la “Verdad” es privativa del sabio, que sabe por qué cada uno de los juicios que la forman ha de ser verdadero. Epícteto. (Algunos traductores la escriben sin la consonante: -c-)

 

¿Qué es lo verdadero en el hombre ordinario y, cuál su Verdad?

 

El hombre verdadero: experiencia de la vida; despertar a su “conocimiento”.

 

    ¿Qué es lo ordinario o verdadero? Lo que vemos cada día en nuestras familias y ciudades. Lo que entendemos en todas las interpretaciones de los yo-es, además la “apariencia” de lo qué quieran esconder para no descubrir su astucia de la ignorancia de su mal: traicionándose o el mal por sí mismo: hombre ordinario.

 

    El ser humano preocupado en su búsqueda sabe de la experiencia de su vida, qué la posee porque ha cometido muchos errores y éstos le acercan a su conocimiento o principio de Él. Él sabe de su iniciación y comprende la Sinceridad: el  Valor consolida su alma viviendo una Libertad; jamás pensó pudiera existir. Esto es lo que define del hombre “verdadero” al hombre “ordinario”.

 

    El hombre “ordinario” vive una vida en el transcurso de su existencia: (Ego)

 

   El hombre “verdadero” invierte su preexistencia viviendo dos vidas en una: el ahora: (Alma-Ego)

 

   El Sabio, conoce muy bien al hombre “ordinario” y también al “verdadero”. Él no nació Sabio sino el esfuerzo para saber por qué nació en este Planeta, -fiel así mismo- no duda jamás de su existencia; indaga día tras día y noche tras noche, para “conocer” porqué le ocurren todos esos fenómenos inexplicables a su razón humana. Continúa incansable la práctica de su Verdad -las Virtudes- y éstas le enseñan que ha de vivir una sola “Vida”: su Propia Personalidad. Disfruta del “Entendimiento” de su Alma y Espíritu. No tiene razonamientos lógicos consigo mismo (naturaleza vacía del Ego) si no por el contrario la Luz de la Vida. Conoce su preexistencia; el presente y lo que le depara el futuro existencial.

 

   Al Sabio le resplandece su rostro con la Luz de la Sabiduría al descubrir un hermano igual que Él. Se siente un intruso en el Planeta. Rodeado generalmente de enemigos. 

 

…¿y, cuál su Verdad? Como dice Epícteto: la “Verdad” es privativa de Él. Ha alcanzado su “Verdad”: su Espíritu, no la “Absoluta” porque Ella es la del Creador.

 




Capítulo *17*

 

Abel

 

      Antes de nacer Abel los kobdas  de nuestra civilización sabían que iba a nacer. Antes de nacer Moisés los sacerdotes egipcios sabían de él. ¿Los Brahmanes de la India no tenían conocimiento de la llegada de Krisna? Si vamos a su historia no son más que leyendas. De China podemos  hablar de Lao-Tsé, de Confucio, etc. Del primero está la separación del mundo y la divinidad del que busca su Verdad y del segundo lo mismo pero clama al cielo para la perfección. Hoy actualmente el Buda de China es el Dalai Lama, pero hay otros más.

 

Entonces me pregunto, ¿para qué siguen a Siddhartha? Pues la figura del Dalai Lama que vive entre nosotros no se aparta de los poderes del mundo. Como dice Siddhartha, hay millones de mujeres y hombres que se pueden convertir en Budas, no lo dudo, pero serán estrellas errantes porque jamás se acercaran a ningún cielo con esos pensamientos, aunque se venzan a sí mismos  con las Virtudes y no alcancen el Amor al Creador o Brahma para ellos y para la evolución del alma y Espíritu. Las Enseñanzas de la Verdad del Cristo planetario que sí vino de Él Mismo para cumplir su Voluntad, para su misma perfección en la Sabiduría de su Amor.

 

      Compáralo: Cristo cuando vino a la tierra trajo un nuevo Mandamiento de su Padre (que es el nuestro). Juan Cap.10 vers 17-18“Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar” “Nadie me la quita, sino que yo de mi mismo la pongo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar”. Este Mandamiento recibí de mi Padre. No fue el Padre quién le resucitó, sino Él mismo.  

 

     San Francisco de Asís, qué dijo: Si Dios me ha transformado, haría lo mismo con cualquier hombre. ¿Por qué no toman ejemplo de Él la iglesia católica? También dijo: “Busquen Amor en el prójimo, no en los altares”

 

     Primera Epístola Universal de Juan Apóstol Cap. 3 vers 3: “Y todo aquel que tiene esta esperanza en Él, se purifica así mismo, así, como Él es puro. Posiblemente tendría grabado en su corazón la Enseñanza del Padre, como cualquier ser humano: “No le hagas a los otros lo que no quiere que se haga contigo”. 

 

     Pensemos que ese fue su secreto de los sacrificios que soportó con su Ego (el mal en él) para explicarlo en una frase. El primer maestro bueno es la Sinceridad porque nos fortalece con el Valor y éste es una virtud del Alma, alejando la Mentira, porque nubla el Entendimiento (Inteligencia del Alma) creándonos oscuridades en nuestra Alma e impregnándose en ella la cobardía, la hipocresía y hasta el cinismo.

 

Estas energías en el Ego esclavizan al Alma, no dejándola hacer su Voluntad, sino la cabezonería del Ego (inteligencia material del deseo, dominada por el interés, el egoísmo y la codicia) En esta lucha consigo mismo estaría los años suficientes para encontrarse y enfrentarse a su iglesia, porque estaba fuera de Las Enseñanzas de la Verdad: Busquen Amor en el prójimo, no en los altares. Indudablemente habrá leído en la Biblia el Mandamiento que Cristo le dictó a Moisés: “Porque si creéis a Moisés, me creeríais a Mí, porque de Mí escribió él” Juan Cap. 5 vers 46. Deuteronomio Cap. 5: Los Mandamientos. En los vers:

 

(7) No tendrás dioses ajenos delante de mí.

 

(8) No harás para ti escultura, ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.

 

(9) No te inclinarás a ellas ni las servirás, etc. La vida de San Francisco de Asís en aquella época con el papa Inocencio lll creador de la Santa inquisición, se alejó de la iglesia (Imperio romano) para atender a los necesitados, que eran sus hermanos. Igual que la Vida de Cristo.